Salud y Pilates en postparto

“El desarrollo de los músculos profundos ayuda naturalmente al desarrollo de los músculos más grandes, de la misma manera que pequeños ladrillos construyen grandes edificios”

Joseph Pilates

El embarazo y el parto, junto con el sedentarismo y los deportes de impacto, son las principales causas del debilitamiento del suelo pélvico y la musculatura abdominal. Al aumento de presión sobre el suelo pélvico por el peso de bebé le sumamos la distensión de estos músculos durante el parto, esta situación sobre una musculatura pélvica funcional, fuerte y elástica, no debería ser un problema y la recuperación total debería ser normal.

El problema viene cuando ya de base esta musculatura no tiene un tono adecuado, lo que normalmente va acompañado de desequilibrios musculares y posturales más amplios, entonces el embarazo y el parto suelen ser el desencadenante de disfunciones más o menos graves del suelo pélvico como incontinencia urinaria y prolapsos.

La actividad física adecuada antes y durante el embarazo facilita una mejor y más rápida recuperación general, Después del parto es fundamental reanudar la actividad física con un entrenamiento específico para esta época.

Durante las clases el entrenamiento consciente, controlado y progresivo, dirigido a la musculatura profunda  que proporciona el método pilates, combinado con Entrenamiento Postural Hipopresivo, va a mejorar la fuerza y la resistencia del suelo pélvico, la faja abdominal y toda la musculatura sinérgica, el core. Además va a restablecer tu organización postural y tu relación con la gravedad, y a brindarte un espacio de auto-cuidado personal.

Las clases son de Pilates Studio, lo aparatos te brindan soporte y propiocepción para ejecutar los ejercicios de forma correcta y que aprendas así a conectar la musculatura profunda de la manera adecuada. Son grupos de cuatro alumnas máximo.  Y duran 55 minutos